top of page
  • Foto del escritorMaría con nosotros

Adoración al Santísimo con el Evangelio del día. 2 enero 2023.

Actualizado: 2 ene

Horarios de la Adoración con el Evangelio del día en directo:


España: 09:30 AM

Buenos Aires: 05:30 AM

Bogotá: 03:30 AM

México DF: 02:30 AM

Miami: 03:30 AM

Los Ángeles: 00:30 AM


El Evangelio de hoy (Jn 1,19-28):

ESTE es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a que le preguntaran:

    «¿Tú quién eres?»

Él confesó y no negó; confesó:

    «Yo no soy el Mesías».

Le preguntaron:

    «¿Entonces, qué? ¿Eres tú Elías?».

Él dijo:

    «No lo soy».

«¿Eres tú el Profeta?».

Respondió: «No».

Y le dijeron:

    «¿Quién eres, para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?».

Él contestó:

    «Yo soy la voz que grita en el desierto: “Allanad el camino del Señor”, como dijo el profeta Isaías».

Entre los enviados había fariseos y le preguntaron:

    «Entonces, ¿por qué bautizas si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?».

Juan les respondió:

    «Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia».

Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde Juan estaba bautizando.

Textos para orar:

Isaías 40,1-5.9-11:

1 «Consolad, consolad a mi pueblo | —dice vuestro Dios—;

hablad al corazón de Jerusalén, | gritadle, | que se ha cumplido su servicio | y está pagado su crimen, | pues de la mano del Señor ha recibido | doble paga por sus pecados».

Una voz grita: | «En el desierto preparadle | un camino al Señor; | allanad en la estepa | una calzada para nuestro Dios;

4 que los valles se levanten, | que montes y colinas se abajen, | que lo torcido se enderece | y lo escabroso se iguale.

Se revelará la gloria del Señor, | y la verán todos juntos | —ha hablado la boca del Señor—».

Súbete a un monte elevado, | heraldo de Sión; | alza fuerte la voz, | heraldo de Jerusalén; | álzala, no temas, | di a las ciudades de Judá: | «Aquí está vuestro Dios.

10 Mirad, el Señor Dios llega con poder | y con su brazo manda. | Mirad, viene con él su salario | y su recompensa lo precede.

11 Como un pastor que apacienta el rebaño, | reúne con su brazo los corderos | y los lleva sobre el pecho; | cuida él mismo a las ovejas que crían».

San Juan de la Cruz:

"¡Oh dichosa y mucho dichosa el alma a quien tocares delgada y delicadamente, siendo tan terrible y poderoso! Di esto al mundo; mas no lo quieras decir al mundo, porque no sabe de aire delgado y no te sentirá, porque no te puede recibir ni te puede ver (Jn. 14, 17); sino aquellos, ¡oh Dios mío y vida mía!, verán y sentirán tu toque delgado, que, enajenándose del mundo, se pusieren en delgado, conviniendo delgado con delgado, y así te puedan sentir y gozar; a los cuales tanto más delgadamente tocas cuanto por estar ya adelgazada y pulida y purificada la sustancia de su alma, enajenada de toda criatura y de todo rastro y de todo toque de ella, estás tú escondido morando muy de asiento en ella. Y en eso los escondes a ellos en el escondrijo de tu rostro, que es el Verbo, de la conturbación de los hombres (Sal. 30, 21)". (San Juan de la Cruz. Llama de amor viva B 2,17).



1 comentario

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page