top of page

El Evangelio de hoy 29 febrero 2024 (Lc 16,19-31) Padre David de Jesús. Escuchar la Palabra de Dios.

El Evangelio de hoy (Lc 16,19-31):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos:


    «Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que caía de la mesa del rico.


Y hasta los perros venían y le lamían las llagas.


Sucedió que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abrahán.


Murió también el rico y fue enterrado. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritando, dijo:


“Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas”.


Pero Abrahán le dijo:


“Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso ahora él es aquí consolado, mientras que tú eres atormentado.


Y, además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que los que quieran cruzar desde aquí hacia vosotros no puedan hacerlo, ni tampoco pasar de ahí hasta nosotros”.


Él dijo:


“Te ruego, entonces, padre, que le mandes a casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos: que les dé testimonio de estas cosas, no sea que también ellos vengan a este lugar de tormento”.


Abrahán le dice:


“Tienen a Moisés y a los profetas: que los escuchen”.


Pero él le dijo:


“No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a ellos, se arrepentirán”.


Abrahán le dijo:


“Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se convencerán ni aunque resucite un muerto”».


Textos para profundizar:

131. «Es tan grande el poder y la fuerza de la Palabra de Dios, que constituye sustento y vigor para la Iglesia, firmeza de fe para sus hijos, alimento del alma, fuente límpida y perenne de vida espiritual» (DV 21). «Los fieles han de tener fácil acceso a la Sagrada Escritura» (DV 22).


132. «La sagrada Escritura debe ser como el alma de la sagrada teología. El ministerio de la palabra, que incluye la predicación pastoral, la catequesis, toda la instrucción cristiana y, en puesto privilegiado, la homilía, recibe de la palabra de la Escritura alimento saludable y por ella da frutos de santidad» (DV 24).


133. La Iglesia «recomienda de modo especial e insistentemente a todos los fieles [...] la lectura asidua de las divinas Escrituras para que adquieran "la ciencia suprema de Jesucristo» (Flp 3,8), «pues desconocer la Escritura es desconocer a Cristo» (DV 25; cf. San Jerónimo, Commentarii in Isaiam, Prólogo: CCL 73, 1 [PL 24, 17]).

 

---

 

Ayúdanos con tu donativo accediendo a este enlace:  

 



3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

3 comentarios


Esta personita que les habla y que Jesús tuvo piedad de ella y la bendijo grandemente puede dar fe del poder divino que tiene la Palabra de Dios, y es por esta razón que Jesús dijo: felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican. Les voy a contar por que digo esto, por que lo creo tan firmemente, convencida de lo que hablo.

La Palabra es la voz de Dios y a semejante regalo que el Padre nos ha dado, no podemos no creer que no está cargada de poder divino para que abramos los ojos y veamos la realidad de quienes somos, de dónde venimos y hacia donde somos llamados ir. La Palabra de Dios tiene…

Me gusta

Señor, me invitas a subir al monte y me requieres libre de equipaje, por eso te ruego que si he de tener apegos que sean sólo a Tu Sagrado Corazón y a Tu Palabra, pero bien me conoces y sabes que sin Tu ayuda nada puedo.

Ayúdame a soltar mis valijas y a saber que teniéndote a Ti, lo tengo todo.

Santa María y San José, quiero aprender a amar como Ustedes aman, sin apegos, así que me acojo a su auxilio e intercesión.

¡Bendita Cuaresma!. Gracias Padre David y Padre Alfredo por su valiosa guía y sabios consejos. Unidos en oración y en el Amor de Dios.

La Paz del Señor.

Me gusta

Lc 16:19-31. "In inferno". "En el infierno".


Se apegaba a su riqueza,

vivía de fiesta en fiesta,

y se llevó una sorpresa,

en el infierno despierta.


Se apegaba a su trabajo,

a su proyecto de empresa,

se enfada si no sale algo,

"si falto yo, esto quiebra".


A su salud se apegaba,

cuidaba mucho su cuerpo,

con masajes en la espalda,

gimnasios y mil ungüentos.


Se apegaba a sus mascotas,

que a ellas nada les faltara,

se apegaba a muchas cosas,

se apegaba, se apegaba...


También a sus sentimientos,

"nadie entiende lo que siento...",

se apegaba a sus deseos,

"que sea como yo quiero".


Esta vida le va "bien",

vive apegado y chicloso

y siempre tiene un quehacer,

entretenido del…


Me gusta

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page