top of page

Evangelio de hoy 8 marzo 2024 (Mc 12,28b-34) Padre David de Jesús. No se trata de méritos.

El Evangelio de hoy (Mc 12,28b-34):

EN aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó:


    «¿Qué mandamiento es el primero de todos?».


Respondió Jesús:


    «El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos».


El escriba replicó:


    «Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios».


Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:


    «No estás lejos del reino de Dios».


Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.



2 comentarios

2件のコメント


Romea Serani
Romea Serani
3月08日

Danos Señor la gracia de amar en plenitud. Nos has amado hasta el extremo y nos invitas, por medio de María, a ser apóstoles de tu amor. Te ruego Señor nos permitas a todos tener un encuentro personal de amor contigo, a través de los Sacramentos, de la intimidad en la oración, de la quietud y el silencio para poder descubrir cuánto somos amados por Ti y por María.

La dulce Madre nos invita a amar a su Hijo por encima de todo y a todo el mundo por medio de ÉL, recordándonos que cada persona lleva en sí algo precioso que es el alma. Nos invita a la oración con el corazón por todos, especialmente por los que no…


いいね!

Mc 12:28b-34. "Diliges Dominum Deum tuum". "Amarás al Señor tu Dios".


No es mi amor, es el de Dios,

amo yo por el Señor,

es Él quien me da su amor,

Dios me abre su corazón.


No me lo merezco yo.

Me quiere, Él me creó

y nos comparte este don,

la eternidad de su amor.


Un amor incomprensible

que supera lo increíble,

que todo lo hace posible,

que en Verdad nos hace libres.


Valgo más que el universo,

para Dios soy un portento,

un ser que tiene su aliento,

¡Dios mío, qué bien me siento!


Quiero descubrir su amor,

este amor que sin medida

de la nada nos da vida,

para siempre, ¡qué alegría!


Este amor que es infinito,


いいね!

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page