top of page

Evangelio de hoy 11 mayo 2024 (Jn 16,23b-28) Padre David de Jesús. Orar en el Espíritu Santo.

El Evangelio de hoy (Jn 16,23b-28):

✠ 

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

    «En verdad, en verdad os digo: si pedís algo al Padre en mi nombre, os lo dará.

Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestra alegría sea completa. Os he hablado de esto en comparaciones; viene la hora en que ya no hablaré en comparaciones, sino que os hablaré del Padre claramente.

Aquel día pediréis en mi nombre, y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre mismo os quiere, porque vosotros me queréis y creéis que yo salí de Dios.

Salí del Padre y he venido al mundo, otra vez dejo el mundo y me voy al Padre».

Textos para profundizar:

2740. La oración de Jesús hace de la oración cristiana una petición eficaz. Él es su modelo. Él ora en nosotros y con nosotros. Puesto que el corazón del Hijo no busca más que lo que agrada al Padre, ¿cómo el de los hijos de adopción se apegaría más a los dones que al Dador?

Definición de enigma:

Del lat. aenigma, y este del gr. αἴνιγμα aínigma.

1. m. Enunciado de sentido artificiosamente encubierto para que sea difícil de entender o interpretar.

2. m. Realidad, suceso o comportamiento que no se alcanzan a comprender, o que difícilmente pueden entenderse o interpretarse.



2 comentarios

2 commentaires


Jn 16:23b-28. "Dabit vobis". "Os lo dará".


Como Jesús voy a orar,

lo que Dios quiera pedir,

al Padre Eterno llamar,

en su Nombre recibir

lo que Dios me quiera dar.


Que se haga su voluntad

y que mi egoísmo muera

y que tenga la humildad

de ser paciente en la espera,

como María rezar.


Y esto viento en popa va,

ya todo Dios me concede,

pues me voy a conformar

con todo lo que sucede,

no se puede pedir más.


Y conozco la Verdad,

ya comienzo a ver la luz,

a estar en su Voluntad

y sobrellevar mi cruz,

que Cristo la sostendrá.


Y el resultado será

una profunda alegría,

pues veo la eternidad.

Esto es una maravilla,

Jesús…


J'aime

¡Hoy es un día muy especial!.

En este sábado, consagrado a la Virgen María, le agradezco de todo corazón por uno de sus hijos predilectos, el Padre David de Jesús, y le pido lo siga cuidando y guiando amorosamente cada instante de su Vida y Sacerdocio.


Con alma agradecida inicio hoy la preparación para renovar mi consagración a la Reina de La Paz. Que Nuestra Señora interceda ante Su Hijo para que me regale la gracia de vivir un Nuevo Pentecostés. Anhelo que el Espíritu Santo venga, entre y purifique mi alma con el fuego de su Amor. Que me enseñe a orar en el Nombre de Jesús, asistida por la gracia y como Dios lo tiene dispuesto. Quiero postrarm…


J'aime

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page