top of page

1 Comment


Jesús, Te hiciste igual a nosotros, menos en el pecado.

Soportaste en carne propia y en forma creciente todos los padecimientos humanos, nos comprendes y nos amas infinitamente.

Te pido mires compasivo a tantos que sufren depresión y trastornos emocionales, que aún no han conocido el Amor de Dios y por eso no acuden a ÉL.

Sé Tú su refugio, su fuerza, su protector y hazles sentir cuánto son amados por la Santísima Trinidad  y por la dulce Virgen y Madre.

Like

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page