top of page

Evangelio 21 enero 2024 (Mc 1,14-20) Padre David de Jesús. Domingo 3º Tiempo Ordinario.

El Evangelio de hoy (Mc 1,14-20):

DESPUÉS de que Juan fue entregado, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios; decía:

«Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios. Convertíos y creed en el Evangelio».

Pasando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés, el hermano de Simón, echando las redes en el mar, pues eran pescadores.

Jesús les dijo:

«Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres».

Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Un poco más adelante vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. A continuación los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon en pos de él.

Textos para profundizar:

Segunda Lectura   1 Cor 7, 29-31

DIGO esto, hermanos, que el momento es apremiante.

Queda como solución que los que tienen mujer vivan como si no la tuvieran; los que lloran, como si no lloraran; los que están alegres, como si no se alegraran; los que compran, como si no poseyeran; los que negocian en el mundo, como si no disfrutaran de él: porque la representación de este mundo se termina.

Antífona de comunión   Cf. Sal 33, 6

Contemplad al Señor y quedaréis radiantes, vuestro rostro no se avergonzará.

San Juan de la Cruz. Subida del Monte Carmelo:

“Dice, pues, el alma que con ansias, en amores inflamada pasó y salió en esta noche oscura del sentido a la unión del Amado. Porque para vencer todos los apetitos y negar los gustos de todas las cosas, con cuyo amor y afición se suele inflamar la voluntad para gozar de ellos, era menester otra inflamación mayor de otro amor mejor, que es el de su Esposo, para que, teniendo su gusto y fuerza en éste, tuviese valor y constancia para fácilmente negar todos los otros. Y no solamente era menester para vencer la fuerza de los apetitos sensitivos tener amor de su Esposo, sino estar inflamada de amor y con ansias. Porque acaece, y así es, que la sensualidad con tantas ansias de apetito es movida y atraída a las cosas sensitivas, que, si la parte espiritual no está inflamada con otras ansias mayores de lo que es espiritual, no podrá vencer el yugo natural, ni entrar en esta noche del sentido, ni tendrá ánimo para se quedar a oscuras de todas las cosas, privándose del apetito de todas ellas”. (San Juan de la Cruz. Subida del Monte Carmelo 1,14,2).



3 comentarios

3 Comments


Que maravilha ter o senhor conosco mais um ano padre David , que Deus te conserve sempre com muita saúde física , para que possamos ter saúde espiritual, um abraço

Like

¡¡¡Está tan cerca de las almas el Amado, que está bien adentro, en el más profundo centro, invitando a la permanente conversión, para que creyendo, encarnemos la Buena Noticia del Evangelio!!!


Está en ti, está en mí. Delicadamente nos habita y delicadamente nos enamora.


Por eso nos alienta al buen trato de los demás, porque cuando amamos a nuestro prójimo es a ÉL a quien amamos, y es ÉL quien nos ama através de los hermanos, convirtiendo nuestra existencia en las redes que pescan almas que quieren conocer al Dios-Hombre que nos ha transformado y que hace brillar nuestro rostro despuésde haberlo contemplado.


Me invitas Señor a que viva como si no viviera, Te invito a que seas Tú quien…


Like

Mc 1:14-20. "Adpropinquavit". "Se acerca".

Está llegando el momento,

está cerca, ya es la hora

que te entre el conocimiento

y sacudas la modorra.

Sabes que estás engañado,

que vives entre las sombras,

te has empeñado en negarlo

pero ya no hay quien lo esconda.

Te obstinas, no quieres verlo,

ni siquiera lo razonas,

huyes en tu multiverso

y lo que no entiendes sobra.


Cristo pasa por delante,

te saluda y tú lo ignoras,

"que mi cerebro no laven",

la verdad ya no te importa.

Sigues tus redes cosiendo

y el mundo se desmorona,

en unos años veremos

lo que queda de tus obras.

¡Despierta! Cristo te llama.

¡Espabila! Ponte en onda.

Está sonando la alarma

y el momento... es…


Like

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page