top of page

Evangelio Domingo VI Adviento. Año B (Lc 1,26-38). Padre David de Jesús.

El Evangelio de hoy (Lc 1,26-38):

EN el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.

Él ángel, entrando en su presencia, dijo:

    «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo».

Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo:

    «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin».

Y María dijo al ángel:

    «¿Cómo será eso, pues no conozco varón?»

El ángel le contestó:

    «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido en hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, “porque para Dios nada hay imposible”».

María contestó:

    «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra».

Y el ángel se retiró.

Textos para profundizar:


Oración colecta

DERRAMA, Señor, tu gracia en nuestros corazones,

para que, quienes hemos conocido, por el anuncio del ángel,

la encarnación de Cristo, tu Hijo,

lleguemos, por su pasión y su cruz,

a la gloria de la resurrección.

Por nuestro Señor Jesucristo.

 

Oración sobre las ofrendas

EL mismo Espíritu,

que colmó con su poder las entrañas de santa María,

santifique, Señor, estos dones

que hemos colocado sobre tu altar.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Oración después de la comunión

DIOS todopoderoso,

después de recibir la prenda de la redención eterna,

te pedimos que crezca en nosotros tanto el fervor

para celebrar dignamente el misterio del nacimiento de tu Hijo,

cuanto más se acerca la gran fiesta de la salvación.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Definición de fervor:

Del lat. fervor, -ōris.

1. m. Celo ardiente hacia las cosas de piedad y religión.

2. m. Entusiasmo o ardor con que se hace algo.


Definición de celo:

Del lat. zelus 'ardor, celo', y este del gr. ζῆλος zêlos, der. de ζεῖν zeîn 'hervir'.

1. m. Cuidado, diligencia, esmero que alguien pone al hacer algo.

2. m. Interés extremado y activo que alguien siente por una causa o por una persona.



1 comentario

1 Comment


Romea Serani
Romea Serani
Dec 24, 2023

De acuerdo con Usted, Padre David, que oraciones tan preciosas las de la liturgia de hoy.


Que alegría ver que la oración Colecta es la que recitamos con el Ángelus.


Por gracia de Dios espero no impedir la obra transformadora y santificante del Espíritu Santo en mi, cada vez que medito las Escrituras, recibo a Jesús, prenda de la salvación eterna, y le abro las puertas de mi alma al Comulgar, al orar y al contemplar fervorosamente al Dios encarnado para nuestra salvación.


Señor, que cuando llegues me encuentres esperándote con celo ardiente, entusiasmo y ardor.

Like

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page