top of page

Evangelio de hoy 28 abril 2024 (Jn 5,1-8) Padre David de Jesús. Domingo V Pascua.

El Evangelio de hoy (Jn 5,1-8):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto.

Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros.

Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.

Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará.

Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos».

Textos para profundizar:

Concilio Vaticano II. Sacrosanctum concilium:

2. “… la naturaleza genuina de la verdadera Iglesia, cuya característica es ser a la vez humana y divina, visible y dotada de elementos invisibles, ferviente en la acción y dedicada a la contemplación, presente en el mundo y, sin embargo, peregrina; de modo que en ella lo humano esté ordenado y subordinado a lo divino, lo visible a lo invisible, la acción a la contemplación y lo presente a la ciudad futura que buscamos”. (Cf. Catecismo de la Iglesia Católica 771).

San Juan de la Cruz. Cántico espiritual:

3. De donde, cuando alguna alma tuviese algo de este grado de solitario amor, grande agravio se le hacía a ella y a la Iglesia si, aunque fuese por poco espacio, la quisiesen ocupar en cosas exteriores o activas, aunque fuesen de mucho caudal. Porque, pues Dios conjura que no la recuerden de este amor, ¿quién se atreverá y quedará sin reprensión? Al fin, para este fin de amor fuimos criados.

Adviertan, pues, aquí los que son muy activos, que piensan ceñir al mundo con sus predicaciones y obras exteriores, que mucho más provecho harían a la Iglesia y mucho más agradarían a Dios, dejado aparte el buen ejemplo que de sí darían, si gastasen siquiera la mitad de ese tiempo en estarse con Dios en oración, aunque no hubiesen llegado a tan alta como ésta. Cierto, entonces harían más y con menos trabajo con una obra que con mil, mereciéndolo su oración, y habiendo cobrado fuerzas espirituales en ella; porque de otra manera todo es martillar y hacer poco más que nada, y a veces nada, y aun a veces daño.

Porque Dios os libre que se comience a envanecer la sal (Mt. 5, 13), que, aunque más parezca que hace algo por de fuera, en sustancia no será nada, cuando está cierto que las obras buenas no se pueden hacer sino en virtud de Dios. (San Juan de la Cruz. Cántico espiritual B 29,3).



2 comentarios

2 Comments


Ayúdame Señor a "ser" para "hacer" permaneciéndo en Ti y en Tu Amor., así soy feliz, así me preservas de la muerte eterna, así cobra sentido cada instante de mi vida, también los tiempos de la poda.


Dulce Reina de la Paz, permaneciéndo bajo Tu manto maternal enséñame a permanecer en Tu Hijo y ayúdame a dar frutos que sean gratos a mi Señor..


Feliz domingo, La Paz del Señor.

Like

Jn 15:1-8. "Fructum plus". "Más fruto".


Daremos frutos de amor,

de almas para el Señor,

si tras la contemplación

de interior voy a exterior.


El mundo está en activismo,

¿bastará con oración?

¿Venceré al materialismo?

¿Cómo caerá al Gran Dragón?


La oración es necesaria,

¿será también suficiente?

¿Me quedo rezando en casa

sin pelear en el frente?


Refugiado en la oración

con fuerza para la acción,

es el binomio de amor,

oro y hago en el Señor.


Permanezco unido a Él,

como el sarmiento a la vid,

y en el mundo lucharé

manteniendo mi raíz.


La marea del mundo sube,

subo al monte para orar,

y bajo desde mi nube,

hay mucho que trabajar.


Con el ora et labora

al…


Like

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page