top of page

Evangelio 29 agosto 2023 (Mc 6,17-29) Padre David de Jesús. Vivir oculto, morir oculto.

El Evangelio de hoy (Mc 6,17-29):

EN aquel tiempo, Herodes había mandado prender a Juan y lo había metido en la cárcel encadenado.

El motivo era que Herodes se había casado con Herodías, mujer de su hermano Filipo, y Juan le decía que no le era lícito tener a la mujer de su hermano.

Herodías aborrecía a Juan y quería matarlo, pero no podía, porque Herodes respetaba a Juan, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo defendía. Al escucharlo quedaba muy perplejo, aunque lo oía con gusto.

La ocasión llegó cuando Herodes, por su cumpleaños, dio un banquete a sus magnates, a sus oficiales y a la gente principal de Galilea. La hija de Herodías entró y danzó, gustando mucho a Herodes y a los convidados. El rey le dijo a la joven:

«Pídeme lo que quieras, que te lo daré».

Y le juró:

«Te daré lo que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino».

Ella salió a preguntarle a su madre:

«¿Qué le pido?».

La madre le contestó:

«La cabeza de Juan el Bautista».

Entró ella enseguida, a toda prisa, se acercó al rey y le pidió:

«Quiero que ahora mismo me des en una bandeja la cabeza de Juan el Bautista».

El rey se puso muy triste; pero por el juramento y los convidados no quiso desairarla. Enseguida le mandó a uno de su guardia que trajese la cabeza de Juan. Fue, lo decapitó en la cárcel, trajo la cabeza en una bandeja y se la entregó a la joven; la joven se la entregó a su madre.

Al enterarse sus discípulos fueron a recoger el cadáver y lo pusieron en un sepulcro.

Textos para profundizar:

687. "Nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios" (1 Co 2, 11). Pues bien, su Espíritu que lo revela nos hace conocer a Cristo, su Verbo, su Palabra viva, pero no se revela a sí mismo. El que "habló por los profetas" (Símbolo Niceno-Constantinopolitano: DS 150) nos hace oír la Palabra del Padre. Pero a él no le oímos. No le conocemos sino en la obra mediante la cual nos revela al Verbo y nos dispone a recibir al Verbo en la fe. El Espíritu de verdad que nos "desvela" a Cristo "no habla de sí mismo" (Jn 16, 13). Un ocultamiento tan discreto, propiamente divino, explica por qué "el mundo no puede recibirle, porque no le ve ni le conoce", mientras que los que creen en Cristo le conocen porque él mora en ellos (Jn 14, 17).

San Juan de la Cruz. Cántico espiritual:

4. ¡Oh, cuánto se pudiera escribir aquí de esto!, mas no es de este lugar. Esto he dicho para dar a entender esta otra canción; porque en ella el alma responde por sí a todos aquellos que impugnan este santo ocio del alma y quieren que todo sea obrar, que luzca e hincha el ojo por de fuera, no entendiendo ellos la vena y raíz oculta de donde nace el agua y se hace todo fruto, Y así, dice la canción:


CANCIÓN 29

Pues ya si en el ejido

de hoy más no fuere vista ni hallada,

diréis que me he perdido;

que, andando enamorada,

me hice perdidiza, y fui ganada.

(San Juan de la Cruz. Cántico B 29,4)



2 comentarios

2 comentários


Bendito seas Señor porque siempre nos enseñas qué desde la sencillez y humildad se llega a ser gran santo San Juan Bautista ruega por nuestra familia de María con nosotros.

Padre David muchas gracias por está hermosa explicación Dios siempre lo bendiga amén.🙏🙏♥️♥️🌟🌟

Curtir

Romea Serani
Romea Serani
28 de ago. de 2023

Valoro, admiro, amo y encomiendo de manera especial a las comunidades de vida contemplativa, pues ellas sostienen a la Iglesia y al mundo, nos sostienen a todos.

Son la raíz que, oculta y silenciosamente, toma el alimento de las entrañas del Espíritu para alimentar a la Iglesia, haciendo que dé frutos buenos.

Este amor por los contemplativos creo me venía preparando para formar hoy parte de esta familia espiritual de María con nosotros, que nos invita a la oración de contemplación, silenciosa y tremendamente fértil, independientemente de nuestra vocación y estado de vida.

Que la Reina del Cielo y San Juan Bautista intercedan por nosotros para que lleguemos a conocer las delicias de la oración con el corazón, oculta y…


Curtir

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page