top of page

Evangelio 7 mayo 2023 (Jn 14,1-12) Padre David de Jesús. Domingo 5 Pascua.

El Evangelio de hoy (Jn 14,1-12):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«No se turbe vuestro corazón, creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no, os lo habría dicho, porque me voy a prepararos un lugar. Cuando vaya y os prepare un lugar, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino».

Tomás le dice:

«Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?».

Jesús le responde:

«Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí. Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto».

Felipe le dice:

«Señor, muéstranos al Padre y nos basta».

Jesús le replica:

«Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace las obras. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre en mí. Si no, creed a las obras.

En verdad, en verdad os digo: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aun mayores, porque yo me voy al Padre».

Textos para profundizar:

Apocalipsis 21,1-5:

Ap21 1 Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, pues el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar ya no existe. 2 Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén que descendía del cielo, de parte de Dios, preparada como una esposa que se ha adornado para su esposo. 3 Y oí una gran voz desde el trono que decía: «He aquí la morada de Dios entre los hombres, y morará entre ellos, y ellos serán su pueblo, y el “Dios con ellos” será su Dios». 4 Y enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni duelo, ni llanto ni dolor, porque lo primero ha desaparecido. 5 Y dijo el que está sentado en el trono: «Mira, hago nuevas todas las cosas». Y dijo: «Escribe: estas palabras son fieles y verdaderas».

Catecismo de la Iglesia Católica:

1186. Finalmente, el templo tiene una significación escatológica. Para entrar en la casa de Dios ordinariamente se franquea un umbral, símbolo del paso desde el mundo herido por el pecado al mundo de la vida nueva al que todos los hombres son llamados. La Iglesia visible simboliza la casa paterna hacia la cual el pueblo de Dios está en marcha y donde el Padre "enjugará toda lágrima de sus ojos" (Ap 21,4). Por eso también la Iglesia es la casa de todos los hijos de Dios, ampliamente abierta y acogedora.



2 comentarios

2 Comments


Qué alegría escuchar esté evangelio y la explicación tan maravillosa y llena de esperanza Padre David muchas gracias qué la Santísima Trinidad permita qué la iglesia de mi pueblo sea de esa manera casa para todos amén 💖💖🌟🌟🙏🙏

Like

Romea Serani
Romea Serani
May 07, 2023

¡Feliz domingo!

En la Iglesia y en el Reino de los Cielos caben todos y Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad, y yo quiero lo que Dios quiere...., por eso ruego incansable y confiadamente por la conversión de todos, primero porque sé que Dios sufre el dolor inefable por cada alma que renuncia a la salvación y segundo porque mantenerse en el pecado implica para el alma del pecador privarse del amor más grande, privarse de sentirse muy amado por Dios.

El Cielo es la casa de todos, que todos anhelemos volver a nuestra verdadera y eterna casa...

La Paz del Señor.

Like

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page