top of page

Evangelio 15 agosto 2023 (Lc 1,39-56) Padre David de Jesús. La Asunción de la Virgen María.

El Evangelio de hoy (Lc 1,39-56):

EN aquellos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.

Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel de Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó:

«¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Pues, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá».

María dijo:

«Proclama mi alma la grandeza del Señor,

“se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;

porque ha mirado la humildad de su esclava”.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,

porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí:

“su nombre es santo,

y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación”.

Él hace proezas con su brazo:

dispersa a los soberbios de corazón,

“derriba del trono a los poderosos

y enaltece a los humildes,

a los hambrientos los colma de bienes

y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,

acordándose de la misericordia”

‒como lo había prometido a “nuestros padres”‒

en favor de Abrahán y su descendencia por siempre».

María se quedó con Isabel unos tres meses y volvió a su casa.



2 comentarios

2 comentários


Jesús amado qué gran testimonio de tu Santísima Madre en el servicio y la humildad por favor dame la gracia de darte un si con prontitud y con amor .

Padre David le agradezco está gran enseñanza y reflexión qué la Santísima Virgen de la Asunción lo tenga siempre a usted y a nuestra familia de María con nosotros bajo su bendito manto amén.🙏🙏💕💕❣️❣️

Curtir

Romea Serani
Romea Serani
15 de ago. de 2023

De acuerdo con Usted Padre David, todo con María, nada sin María.


Ella es la Madre, la Reina y Señora de mi casa y de mi corazón. Quiero ser diligente y generosa como Ella.


Siento un amor muy grande hacia Nuestra Señora y sé que está obrando grandes portentos, está tocando corazones para transformarlos, comenzando por el mío...


Me encomiendo a sus oraciones, un día como hoy, hace 31 años mi marido y yo llegamos al altar para recibir la bendición de Dios en el Sacramento del matrimonio. Creo que la Madre nos susurró al oído que eligieramos esta fecha, para estar vinculados siempre a Ella y esto me hace muy feliz y agradecida.


La Paz del Señor, el Amo…

Curtir

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page