top of page

Evangelio 24 marzo 2023 (Jn 7,1-2.10.25-30) Padre David de Jesús. Nadie como Jesús.

El Evangelio de hoy (Jn 7,1-2.10.25-30):

EN aquel tiempo, recorría Jesús Galilea, pues no quería andar por Judea porque los judíos trataban de matarlo. Se acercaba la fiesta judía de las Tiendas.

Una vez que sus hermanos se hubieron marchado a la fiesta, entonces subió él también, no abiertamente, sino a escondidas.

Entonces algunos que eran de Jerusalén dijeron:

    «¿No es este el que intentan matar? Pues mirad cómo habla abiertamente, y no le dicen nada. ¿Será que los jefes se han convencido de que este es el Mesías? Pero este sabemos de dónde viene, mientras que el Mesías, cuando llegue, nadie sabrá de dónde viene».

Entonces Jesús, mientras enseñaba en el templo, gritó:

    «A mí me conocéis, y conocéis de dónde vengo. Sin embargo, yo no vengo por mi cuenta, sino que el Verdadero es el que me envía; a ese vosotros no lo conocéis; yo lo conozco, porque procedo de él y él me ha enviado».

Entonces intentaban agarrarlo; pero nadie le pudo echar mano, porque todavía no había llegado su hora.



3 comentarios

3 Comments


A R
A R
Mar 24, 2023

La Paz de Dios,

Hola Padre, hoy nos ha dejado intrigados por saber qué significado tienen los gritos de Jesús y los gemidos del Espíritu Santo...ojalá encuentre algún momentillo para explicárnoslo.

¡Qué buena meditación: nadie como Jesús-Dios

Gracias por tantas cosas buenas que aprendemos con usted. Gracias por llamarnos "querida alma contemplativa". Me alegro muchísimo también de encontrarme cada día con usted para meditar el Evangelio. Me ayuda muchísimo, de verdad.

Qué Dios y la Virgen le bendiga y al padre Alfredo también.

Quedamos a la espera de los gritos de Jesús y los gemidos del Espíritu Santo, es algo que no me había planteado nunca, lo daba como porque no tenía mucha importancia.

Gracias padre, están en mis oraciones…

Like
Replying to


Like

Romea Serani
Romea Serani
Mar 24, 2023

Sin duda alguna, elijo la segunda opción.


Me postro ante el Crucificado, lo adoro y le entrego mi vida, que es suya.


Solo ÉL, DIOS HIJO, que proviene de DIOS PADRE, del VERDADERO, ofreció voluntariamente Su Vida para rescatarnos del pecado y de la muerte eterna.


Como no creer en ÉĹ, como amar LE.


Gracias Dios Uno y Trino, que misterio de amor es este que me hace estremecer...

Like

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page