top of page

Evangelio 28 junio 2023 (Mt 7,15-20) Padre David de Jesús. Fruto bueno y malo.

El Evangelio de hoy (Mt 7,15-20):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Cuidado con los profetas falsos; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces.

Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se cosechan uvas de las zarzas o higos de los cardos? Así, todo árbol sano da frutos buenos; pero el árbol dañado da frutos malos. Un árbol sano no puede dar frutos malos, ni un árbol dañado dar frutos buenos. El árbol que no da fruto bueno se tala y se echa al fuego. Es decir, que por sus frutos los conoceréis».

Textos para profundizar:

Santa Teresa de Jesús. Libro de las moradas:

2. Yo sé de una persona a quien quiso nuestro Señor mostrar cómo quedaba un alma cuando pecaba mortalmente. Dice aquella persona que le parece si lo entendiesen no sería posible ninguno pecar, aunque se pusiese a mayores trabajos que se pueden pensar por huir de las ocasiones. Y así le dio mucha gana que todos lo entendieran; y así os la dé a vosotras, hijas, de rogar mucho a Dios por los que están en este estado, todos hechos una oscuridad, y así son sus obras; porque así como de una fuente muy clara lo son todos los arroyicos que salen de ella, como es un alma que está en gracia, que de aquí le viene ser sus obras tan agradables a los ojos de Dios y de los hombres, porque proceden de esta fuente de vida, adonde el alma está como un árbol plantado en ella, que la frescura y fruto no tuviera si no le procediere de allí, que esto le sustenta y hace no secarse y que dé buen fruto; así el alma que por su culpa se aparta de esta fuente y se planta en otra de muy negrísima agua y de muy mal olor, todo lo que corre de ella es la misma desventura y suciedad. (Santa Teresa de Jesús. Libro de las moradas 1,2,2).



1 comentario

1 Comment


Romea Serani
Romea Serani
Jun 28, 2023

Hortelano Divino, ven y cuida de Tu siembra en mi alma para que dé tan buenos y abundantes frutos como Tu lo deseas.

Ilumina nuestra ignorancia, danos conciencia de nuestros pecados, dolor de haberlos cometido y el deseo de no ofenderte más.

Quiero ofrecerte, cada día de mi vida, oraciones y sacrificios pidiéndote saques del error a quienes viven en ignorancia, se han alejado de Ti y a quienes aún no han conocido Tu Amor, para que con el fuego del Espíritu Santo se conviertan y vivan.

Que esperanzador y comprometedor su mensaje de hoy Padre David. De nuevo gracias!

Like

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page