top of page

Evangelio 30 agosto 2023 (Mt 23,27-32) Padre David de Jesús. Aprender de los errores.

El Evangelio de hoy (Mt 23,27-32):

EN aquel tiempo, Jesús dijo:

«Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que os parecéis a los sepulcros blanqueados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre; lo mismo vosotros: por fuera parecéis justos, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y crueldad.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que edificáis sepulcros a los profetas y ornamentáis los mausoleos de los justos, diciendo: “Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, no habríamos sido cómplices suyos en el asesinato de los profetas!" Con esto atestiguáis en vuestra contra, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!».

Textos para profundizar:

851. El motivo de la misión. Del amor de Dios por todos los hombres la Iglesia ha sacado en todo tiempo la obligación y la fuerza de su impulso misionero: "porque el amor de Cristo nos apremia..." (2 Co 5, 14; cf. AA 6; RM 11). En efecto, "Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad" (1 Tm 2, 4). Dios quiere la salvación de todos por el conocimiento de la verdad. La salvación se encuentra en la verdad. Los que obedecen a la moción del Espíritu de verdad están ya en el camino de la salvación; pero la Iglesia, a quien esta verdad ha sido confiada, debe ir al encuentro de los que la buscan para ofrecérsela. Porque cree en el designio universal de salvación, la Iglesia debe ser misionera.

Definición de hipocresía:

Del gr. ὑποκρισία hypokrisía.

1. f. Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan.



1 comentario

1 Comment


Romea Serani
Romea Serani
Aug 29, 2023

Que riquezas tan grandes contenidas en los comentarios y enseñanzas del Evangelio de hoy.

Ruego a Dios, por intercesión del Inmaculado Corazón de María, que la acción del Espíritu Santo me asista en estos propósitos de aprender de mis errores y de los errores ajenos, seguirle pidiendo la humildad del corazón para no sentirme mejor que nadie, al contrario, ver lo bueno de los demás y aprender de ello y reconocer mis males y con la ayuda de Dios dejarme corregir y transformar para bien.

Que la Verdad, que es el mismo Jesús, rija plenamente mi vida, echando fuera de mi todo fingimiento y que con gallardía y sobre todo, con mucho amor asuma las consecuencias de estar siempre d…


Like

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page