top of page

Evangelio 31 marzo 2023 (Jn 10,31-42) Padre David de Jesús. Viernes de Dolores.

El Evangelio de hoy (Jn 10,31-42):

EN aquel tiempo, los judíos agarraron piedras para apedrear a Jesús.

Elles replicó:

«Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?».

Los judíos le contestaron:

«No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios».

Jesús les replicó:

«¿No está escrito en vuestra ley: “Yo os digo: sois dioses”? Si la Escritura llama dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios, y no puede fallar la Escritura, a quien el Padre consagró y envió al mundo, ¿decís vosotros: “¡Blasfemas!” Porque he dicho: “Soy Hijo de Dios”? Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis, pero si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que comprendáis y sepáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre».

Intentaron de nuevo detenerlo, pero se les escabulló de las manos. Se marchó de nuevo al otro lado del Jordán, al lugar donde antes había bautizado Juan, y se quedó allí.

Muchos acudieron a él y decían:

«Juan no hizo ningún signo; pero todo lo que Juan dijo de este era verdad».

Y muchos creyeron en él allí.

Textos para profundizar:

Oración colecta

OH, Dios, que en este tiempo

otorgas con bondad a tu Iglesia

imitar devotamente a santa María

en la contemplación de la pasión de Cristo,

concédenos, por la intercesión de la Virgen,

adherirnos cada día más firmemente a tu Hijo unigénito

y llegar finalmente a la plenitud de su gracia.

Él, que vive y reina contigo.

PREFACIO I DE LA PASIÓN DEL SEÑOR

V/. El Señor esté con vosotros. R/.

V/. Levantemos el corazón. R/.

V/. Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.


EN verdad es justo y necesario,

es nuestro deber y salvación

darte gracias siempre y en todo lugar,

Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.


Porque en la pasión salvadora de tu Hijo

el universo aprende a proclamar tu grandeza

y, por la fuerza inefable de la cruz,

se hace patente el juicio del mundo

y el poder del Crucificado.


Por eso, Señor,

nosotros, llenos de alegría,

te aclamamos con los ángeles y con todos los santos, diciendo:


Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.

Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.

Hosanna en el cielo.

Bendito el que viene en nombre del Señor.

Hosanna en el cielo.



1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page