top of page

Evangelio de hoy 5 marzo 2024 (Mt 18,21-35) Padre David de Jesús. ¡Qué pobrecito soy!

El Evangelio de hoy (Mt 18,21-35):

EN aquel tiempo, acercándose Pedro a Jesús le preguntó:


    «Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?».


Jesús le contesta:


    «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

Por esto, se parece el reino de los cielos a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus criados. Al empezar a ajustarlas, le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así. El criado, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo:

“Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo”.


Se compadeció el señor de aquel criado y lo dejó marchar, perdonándole la deuda. Pero al salir, el criado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, agarrándolo, lo estrangulaba diciendo:

“Págame lo que me debes”.


El compañero, arrojándose a sus pies, le rogaba diciendo:


“Ten paciencia conmigo y te lo pagaré”.


Pero él se negó y fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara lo que debía.


Sus compañeros, al ver lo ocurrido, quedaron consternados y fueron a contarle a su señor todo lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo:


“¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te la perdoné porque me lo rogaste. ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?”.


Y el señor, indignado, lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda.


Lo mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si cada cual no perdona de corazón a su hermano».


Textos para profundizar:

Oración después de la comunión

LA participación en este santo sacramento

nos vivifique, Señor,

expíe nuestros pecados

y nos otorgue tu protección.

Por Jesucristo, nuestro Señor.


Prefacio II de Cuaresma

La penitencia espiritual

V/.   El Señor esté con vosotros. R/.

V/.   Levantemos el corazón. R/.

V/.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.

 

EN verdad es justo y necesario,

es nuestro deber y salvación

darte gracias siempre y en todo lugar,

Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

 

Porque has establecido generosamente

este tiempo de gracia

para renovar en santidad a tus hijos,

de modo que, libres de todo afecto desordenado,

mientras se ocupan de las realidades temporales

no dejen sobre todo de adherirse a las eternas.

 

Por eso, con los santos y con todos los ángeles,

te alabamos, diciendo sin cesar:

 

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.

Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.

Hosanna en el cielo.

Bendito el que viene en nombre del Señor.

Hosanna en el cielo.



4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

4 commenti


¡Me alegro mucho de haberos hecho reir! 😀❤️

Mi piace

Padre David, realmente me hizo reir cuando dijo que era un"tonto". Me dije si él es tonto, qué soy yo. Gracias por hacerme recapacitar y entrar más en las profundidades del amor y perdón. Pues nuestras ofensas es a un Dios infinito, las que nos hacen es a un ser finito, limitado, miserable. Que Jesús me ayude a perdonar y olvidar como Él lo hace y luego me pide imitar.

Mi piace

Mt 18:21-35. "Patientiam habe in me". "Ten paciencia conmigo".


Explicaba nuestro obispo

cuál es un buen exorcismo,

perdonar al enemigo,

nada le gusta al maligno.


Este gran amor que exhibo

también por mis enemigos,

que hasta por ellos me río,

viene de un poder divino.


Pobrecillos, pobrecillos,

están siempre confundidos

y no paran de hacer ruido

enredados en mil vicios.


Y como andan muy perdidos

despiertan en mí cariño.

Pobrecillos, pobrecillos,

¿encontrarán el camino?


Estas almas que Dios quiso

también crearlas, Dios las hizo,

en ellas hay algo digno,

"Perdónalas", Jesús dijo.


Voy a hacer lo que es debido,

lo que me manda Dios Hijo,

hacer caso a Jesucristo.

Tú ten paciencia conmigo.


https://evangeliomeditadoenverso.blogspot.com

https://www.justinianas.org

https://youtube.com/@monjasjustinianasonil6039

Mi piace

Dios nos invita a perdonar porque sabe que saldremos beneficiados, pues perdonando poco se nos perdona mucho.

Así son los negocios de los padres buenos, se aseguran de que las ganancias sean siempre para los hijos.


Dame Señor la gracia de perdonar sin restricciones, sabiendo que también yo seré perdonada, te pido que nunca me falten los Sacramentos y que me concedas el don de hallar el equilibrio entre el hacer y el orar, siendo activa en la contemplación y contemplativa en la acción. Que de lo temporal me OCUPE responsablemente y a las realidades eternas me ADHIERA.


Padre David, logró su cometido. No se me va a olvidar el comentario al Evangelio de hoy y me hizo reir, porque…

Mi piace

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page