top of page

Evangelio de hoy 21 mayo 2024 (Mc 9,30-37) Padre David de Jesús. El testimonio de un sacerdote.

El Evangelio de hoy (Mc 9,30-37):

EN aquel tiempo, Jesús y sus discípulos atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos.

Les decía:

    «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres y lo matarán; y después de muerto, a los tres días resucitará».

Pero no entendían lo que decía, y les daba miedo preguntarle. Llegaron a Cafarnaún, y una vez en casa, les preguntó:

    «¿De qué discutíais por el camino?».

Ellos callaban, pues por el camino habían discutido quién era el más importante.

Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo:

    «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos».

Y tomando un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo:

    «El que acoge a un niño como este en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado».

Textos para profundizar:

Concilio Vaticano II. Lumen gentium:

Los presbíteros, a semejanza de los obispos, cuya corona espiritual forman, y que por Cristo, eterno y único Mediador, participan de la gracia de la función de aquellos, tienen que crecer en el amor a Dios y al prójimo por la práctica diaria de su deber. Han de mantener los lazos de comunión sacerdotal, estar llenos de toda clase de bienes espirituales y dar a todos un testimonio vivo de Dios. Así emularán a aquellos sacerdotes que en el correr de los siglos, muchas veces en un servicio humilde y escondido, dejaron un magnífico ejemplo de santidad y cuyas alabanzas celebra la Iglesia de Dios. (Concilio Vaticano II. Lumen gentium 41c).

Todos los cristianos, por tanto, en sus condiciones de vida, trabajo y circunstancias, serán cada vez más santos a través de todo ello si todo lo reciben con fe de manos del Padre del cielo y colaboran con la voluntad de Dios, manifestando a todos, precisamente en el cuidado de lo temporal, el amor con el que el Padre amó al mundo. (Concilio Vaticano II. Lumen gentium 41g).



7 comentarios

7 Comments


Jesús tú palabra me muestra las veses qué me comportó muy humanamente y no con santidad ayudame atravez de tú santísima madre la virgen Maria a ir transformando mi arrogancia en humildad y santidad amén.

Padre David le agradezco su compartir de tan maravillosos testimonios gracias y qué tenga bendecido día.🙏🏼🙏🏼💕💖

Like


¿Por qué Jesús abrazó a ese niño? ¿Qué nos quiere enseñar con ese abrazo? Espero les guste esta reflexión! Un cariñoso saludo y mis mejores deseos para todos!!! Mónica. Le estoy pidiendo a Jesús volver a nuestras charlitas diarias, lo estoy esperando!!! Un fuerte abrazo!

Like
Replying to

A Mónica un gran abrazo,

en el Espíritu Santo.

Like

Mc 9:30-37. "Puerum". "Un niño".


No es sencillo ser sencillo,

pues el brillo preferimos,

la vanidad ha venido

para intentar dividirnos.

No es sencillo ser un niño.


El diablo te ha seducido,

te conduce a otro camino,

te aparta de tu destino,

te regala tus oídos

y como un tonto has caído.


Tengo que ser como un niño,

abrazarme a mi Mamá,

que un buen consejo me da,

que a Jesús me va a llevar

porque en Jesús he creído.


Trabajaré en lo escondido

al servicio de mi obispo,

difundiendo lo que dijo,

apartando mi egoísmo,

que brille la luz de Cristo.


Seré de Jesús amigo

porque voy a ser un niño,

y la Virgen con cariño

en su manto…


Like
Replying to

Hermoso hermoso hermoso propósito!!! Metidas bajo en manto de María!!! Hermosoooo !!! Que lindoooo !!! Gracias Justiniana!!!

Like

Esta estampa de los discípulos tan familiar y cercana a nuestras propias realidades humanas y la manera como el Padre David nos lo ayuda a ver, me anima en el deseo de intentar actuar por amor a Dios, a pesar de mi misma, de mis limitaciones, de mi fragilidad y circunstancias. Con Su ayuda aspiro a dejar que este llamado de Jesús a "ser el último y el servidor de todos", demarque el camino a la santidad que ÉL me invita y me acompaña a recorrer, aceptando los designios de Dios y deseando que no se haga mi voluntad sino la Suya.


María Tú encarnas la humildad y el servicio, enséñame en lo más profundo de mi corazón a imitarte…


Like
Replying to

Como siempre una oración con todas las letras!!! Bellísima! Inspiradora!! Gracias Romea!!! Me uno a tu oración. Amén.

Like

Suscríbete a nuestro boletín
Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Recibirás un email para confirmar tu suscripción

bottom of page